Logo cabecera
 
 
 
Usuario Usuario Anónimo

Acceso rápido
Nick
Contraseña
  Acceder  

Acceso clásico
No recuerdo mi contraseña
Recomendado Registrarme. Nuevo usuario
Búsquedas

Buscar una excursión

Búsqueda avanzada

Estadísticas
  • Hoy
    • 12 visitas
    • 16 páginas
  • Totales
    • 896659 visitas
    • 3086818 páginas
  • Excursiones
    • 3936 realizadas

Valid HTML 4.01 Transitional

CSS Válido!

Cresta de Quazemi
Ficha
Imagen portada de la excursión
Fecha 25 de Noviembre de 2007
Tipo de excursión Alpinismo
Dificultad AD-
Conseguida Conseguido Sí
Excursión visitada 2423 veces ( 1 esta semana )

Resumen

El Sábado dormimos en la cabaña de Aragó para acortar la aproximación (que ya nos costó 2h) entre piedras, nieve y vegetación.

La arista era hermosa, muy aérea. El tiempo era bueno, con un poco de viento.

Fue largo por las condiciones (nieve y hielo ... pon los crampones, quítalos, ponlos otra vez ...), pero ... delicioso!

Hacía meses que soñaba con aquella arista!

Crónica

La cresta Quazemi ... Hacía meses que quería hacerla. Hacía meses que la miraba con ojos enamorados cada vez que subía al Canigou. El Canigou ... Nuestra montaña mítica y tan hermosa ...

Aquel fin de semana del 25 de noviembre lo tenía reservado para hacer algo con Stéphane desde el mes anterior, desde nuestro fiasco en los Alpes (pero, ¡Vaya fiasco! Más didáctico que cualquier éxito ...). Y trabajando yo el sábado por la mañana, no teníamos muchas opciones. Por lo que fue decidido ... la cresta Quazemi.

Bueno ... Stéphane me lo pusó dificil: nevó un poco los días anteriores por lo que salió un poco más blanco el Canigou ... Y le dijerón que aquella carrera de arista era fácil (AD-) por lo que, al final, no le parecía tán bien ... Pero, conseguí convencerle y, el sábado al medio día nos fuímos "corriendo" para acercarnos al máximo del aparcamiento de Mariailles. El programa era pasar la noche en la "cabane Arago", una cabaña a los pies del Quazemi de Dalt, punto de partida de la arista. Desde Mariailles son 400m de desnivel, un poco más de una hora. Pero no tenía la certeza de poder llegar hasta allí con el coche ... El problema de dejar el coche en el "col de Jou" es que son 400m más de desnivel ... O sea tiempo ... Y en noviembre, el tiempo va contado por las pocas horas de luz ... Pero tuvímos suerte. En el col, dejamos el coche despues de comer un poco. Y nos fuímos tranquilamente hacía la cabaña. El paseo era ya encantador por la nieve que estaba en el camino y en los arboles. Y la paz ... La paz que se encuentra en este sitio en aquella epoca: silencio ... nadie habla, nadie grita ...

Llegamos a la cabaña un poco despues de la puesta del sol de la que pudímos disfrutar. Aquella cabaña es muy chiquita pero, para 2 sí que hay sitio! En verano esto es otra historia pero a finales de noviembre no hay mucha gente que se atreva a venir por ahí ... El frío nos cayó rápidamente encima por lo que nos acostamos temprano, despues de una buena sopa. Yo soñando con aquella cresta ...

Domingo 26 se levantó radiante ... ¿Un signo de futuro éxito? ... Salímos (tarde) sobre las 09h de la cabaña. El camino iba siguiendo el GR en un principio. Los que conocen la zona (y sé que hay algunos de vosotros que la conocen) saben que hay muchos arbolitos entre los que el camino juega y se hace laberinto ... Es un poco divertido buscar su camino, seguirlo, volver a perderlo ... El desvío para subir al Quazemi de Dalt no está oficialmente marcado. Hay que buscar una gran canal seca sobre la izquierda. Y seguir algunos hitos (fitas me parece en cátala, ¿no?) que hay al principio pero que desaparecen rápidamente. De todas formas, no hay mucha dificultad: ¡se trata de subir hasta arriba!

Arriba ... Se sabe que estamos arriba por que, primero, se ve el Canigou por el este y todo lo que hay al norte de aquel (la Cerdanya, el Capcir, Prades, Villefranche ...). Antes sólo se ven los picos que separan el Conflent del Vallespir (comarcas) o sea Pic des 7 hommes, Pic Roja ... Antes de llegar arriba vemos un par de isards. Yo me quedo mirandoles con admiración, ¡como cada vez! ¡Qué gracia!, ¡Qué elegancia! Llegamos arriba del Quazemi de Dalt sobre las 11h. Arriba hay un sitio para los que quieren vivaquear ... En aquella epóca ... Pffff ... ¡Olvidalo!

Nos encordamos. Stéphane ha llevado una cuerda de unos 40m. Es una cuerda bien gruesa, una cuerda escuela que nos permitirá hacer la travesía a cuarda tensada y hacer un par de bajadas en rápel. La cresta no es muy dificil pero es muy aerosa y de caer, nos podríamos matar. La primera "dificultad" es un tubo tumbado que hay que atravesar. Se denomina el buzón. Imagino que sabeís que tipo de correo pasa por ahí ... La siguiente dificultad son 3 "gendarmes" que son más impresionantes que dificiles. Bueno, esto en verano cuando hay tiempo y que la roca está seca. Porque vamos ... Aquel día estaba la cresta un poco nevada e helada. Yo me detuvé un poco despues del buzón para poner los crampones, un poco despues de haber resbalado en una placa de hielo, un poco despues de haberme dado un buen susto ...

Y en los gendarmes ... Pfff ... Se me helarón los dedos ("l'onglée" como dicen por aquí) 2 veces. Pero helados de no poder más moverlos y helados de padecer un dolor tremendo cuando la sangre vuelve a circular ... Imagino que algunos saben de que hablo, que algunos han hecho ya aquella "interresante" experiencia ... Bueno, tal vez en parte por eso, tal vez por que Stéphane no tenía tán claro la súbida al 3er gendarme (y eso que él escala muy bien), hemos contornado este último. ¡Hombre! Se trataba de disfrutar y no de matarse. Aquella cresta la volveré a hacer cuando esté seca y los días más calorosos ... Entonces bajamos un poco y volvemos a subir. La cresta sigue con una especie de diedro inclinado. Aquí empecé a sentir un verdadero encanto al escalar, empecé a sentir toda la sensualidad de aquel deporte, y tuvé que reconocer que tenía que escalar más para sentirme más comoda en carreras de montaña así ... La vista de Stéphane subiendo con gracia y el contacto de la roca con mi mano, mi cuerpo siguiendo la pared para un mejor equilibrio ... Toda una bella danza sensual ... Y por fín, el último tramo, una pared vertical.

Llegamos arriba, delante de la cruz, sobre las 16h. O sea más de 4h de travesía. Hemos tardado bastante ... Entre poner los crampones, quitarlos, buscar el camino más seguro, instalar un rápel, contornar el gendarme, comer un poco ... Estoy segura que se puede hacer más rápidamente otra vez. Pero bueno, llegamos arriba tán felices ... Y arriba ... ¡Qué vista! No hay vistas más hermosas en montaña que las vistas en ivierno. Se veía muy al norte (Béziers ...), muy al sur (Montserrat) ... Se veía el mar ... Se veía la continuación de los Pirineos ...

La bajada se hizó por la vía normal que viene desde Mariailles, con cuidado, sobre todo al principio. Encontramos algo de hielo por la chiminea y el camino hasta la cabaña d'Aragó nos fue nevando. Dejé a Stéphane en el peaje de la autopista (ya que él volvía a Nimes) sobre las 20h y me fuí a mi casa a tomarme un vino y un baño, soñando con aquella arista que, por fin, tenía hecha!

by Aurore

Participantes

Picos

Otros


VOLVERVOLVER

(C) Rocs&Pics 2017 - Aviso Legal - Mapa Web

Todas las fotos de las crónicas están disponibles en resolución fotográfica bajo demanda expresa al grupo.

Para cualquier consulta escribir a: webmaster@rocsandpics.net

Colabora con nosotros