Logo cabecera
 
 
 
Usuario Usuario Anónimo

Acceso rápido
Nick
Contraseña
  Acceder  

Acceso clásico
No recuerdo mi contraseña
Recomendado Registrarme. Nuevo usuario
Búsquedas

Buscar una excursión

Búsqueda avanzada

Valid HTML 4.01 Transitional

CSS Válido!

El Misti (5822 m)
Ficha
Imagen portada de la excursión
Fecha 30 de Septiembre de 2005
Tipo de excursión Alpinismo
Dificultad  
Conseguida No Conseguido No
Excursión visitada 3464 veces ( 1 esta semana )

Resumen

Pico situado en Perú.

Crónica

La idea de subir al Misti surgió tras coincidir con un chico catalán en Huaraz que me estuvo contando su ascensión a este volcán y tras contarme su historia me empezó a entrar el gusanillo: era una oportunidad de oro para coronar un pico de casi 6000 m. aprovechando las vacaciones en Perú. Teniendo en cuenta que ya habíamos subido hasta los 5200 m. parecía que la aclimatación no sería problema y además la ascensión se organizaba en Arequipa, una ciudad colonial en cuyas calles es fácil encontrar festejos y desfiles, que nosotros ya teníamos previsto incluir en nuestro itinerario así que adelante!!

En Arequipa se pueden contratar ascensiones organizadas que incluyen un guía (que se encarga de guiar y preparar el papeo) y todo el equipo que necesites (pero que tienes que acarrear tú mismo). Yo lo contraté en Colonial Tours puesto que me prestaban todo el equipo que necesitara y teniendo en cuenta que necesitaba 4 cosillas de nada: tienda, saco de dormir para frío, botas (llevaba las viejas que no son impermeables y ya casi no tienen suela), unos pantalones polares (para poner encima de los que llevaba de aventura porque hacía un frío que pelaba), un polar (yo no llevaba), guantes (yo solo llevaba unos de lana), frontal y bastones. El precio: 50 dólares por día y medio siendo un grupo de 4 (el precio va en función del número de personas). Los componentes del grupo eran un chico alemán, su hermana Claudia, un canadiense, yo y el guía.

El primer día subimos con un 4x4 hasta 3300 m. y allí empezaba la pateada cargado con la mochila de unos 10 ó 12 kilos. A saber: 5 l. de agua (unos 4 para beber y 1 para cocinar), la tienda individual, el saco de dormir de invierno de plumón (que parecía una bombona de butano, es lo que tiene ir de prestado), ropa de abrigo, algo de comida, etc. El guía impuso un paso "pasito a pasito" para no asfixiarse y en unas 5 horas llegamos al campamento a unos 4550 m. (habiendo hecho una paradilla cada hora). El camino no es difícil pero la verdad es que es una subida durilla y continuada. Los grupos que van más fuertes llegan a acampar en un segundo campamento más arriba, sobre los 4700 m., pero no era nuestro caso puesto que yo ya empezaba a notar que no iba sobrado (la falta de oxigeno pasaba factura) y Claudia, la chica alemana también iba justita. Acampamos sobre las 15:00 y ya empezaba a soplar un viento heladete. Mientras el guía preparaba la comida aprovechamos para hacer relaciones sociales y conversar animadamente (y abrigadamente) con los compañeros de expedición.

Posteriormente comimos el opíparo ágape preparado por el guía (pasta + sopa, nada que ver con cierta fideuá ingerida en un refugio de cuyo nombre no quiero acordarme) y el correspondiente mate de coca. Sobre las 18:00 ya se hacía de noche y hacía un frío que pelaba o sea que a meterse en el saco. La verdad es que casi nadie durmió mucho puesto que soplaba un viento huracanado y con las rachas de viento el ruido de la lona de la tienda no dejaba conciliar el sueño.

A la 1:30 el guía tocó diana para tomar un mate de coca y a las 2:00 poner rumbo a la cima con los frontales. El día (la noche) empezaba mal, con el frío la cámara había dejado de funcionar, como iba a inmortalizarme en la cima???

La bajada fue lenta, era muy difícil encontrar la traza del camino a oscuras, pero afortunadamente las luces de Arequipa que se observaban al fondo del valle me indicaban la dirección correcta y encontré bien el camino (será la costumbre de ir sólo? :-) ). Una vez en el campamento decidí echarme un rato y esperar a los demás, aunque con el cabreo de haber tenido que abandonar tampoco pegue ojo.

Sorprendentemente antes de las 7 el resto del grupo ya estaba de vuelta al campamento. Habían llegado a unos 5200 m. pero Claudia ya estaba igual que yo y el Canadiense, que el primer día había ido todo el rato a rebufo del guía, decía que estaba "petao". Quedaba el alemán pero el guía le dijo que el tenía que bajarse con el grupito y que no era recomendable que siguiera sólo (la nieve arriba estaba muy dura, había gente que se perdía bajando, etc.). Supongo que los consejos del guía y el hecho de que su hermana bajara hizo que decidiera bajar también.

A partir de aquí, desarmar el campamento y bajar por la vía rápida: corriendo y saltando por las laderas arenosas del volcán, eso sí, cargado con el mochilón. A las 9:00 ya estábamos en el punto de recogida y antes de las 10 en Arequipa muerto de sueño.

Lo había intentado pero creo que, independientemente de la altura, el problema real fue intentarlo en un momento en que mi forma física estaba bastante peor de lo que hubiera sido necesario, total una decepción y una espinita que se queda clavada a menos que alguien se anime a volver conmigo!! :-)

Técnicamente no es difícil (aunque yo no llegué a la zona totalmente nevada) pero se requiere una muy buena forma física y aclimatación previa porque Arequipa sólo está a 2325 m.

by Joan

Participantes

Picos

Otros


VOLVERVOLVER

(C) Rocs&Pics 2020 - Aviso Legal - Mapa Web

Todas las fotos de las crónicas están disponibles en resolución fotográfica bajo demanda expresa al grupo.

Para cualquier consulta escribir a: webmaster@rocsandpics.net

Colabora con nosotros